ESCRITOR SILVESTRE URBANO

Pablo Mourier - Biografía

De Pablo Mourier a blopa, y viceversa.

Los textos iniciales

Recuerdo con alegría aquellos primeros textos y dibujos del Nacional Sarmiento, en dos revistas censuradas en tiempos de dictadura. Nacional 2, cerrada abruptamente por reclamar contra la prohibición de Alguien que anda por ahí, de Julio Cortázar. Suerte parecida siguió Ayesha, secuestrada de los kioscos por publicar las Cartas Eróticas, de James Joyce. ¡Vaya pecados!

Tiempos de dibujar

Publiqué mis primeros dibujos a los 17 años y bajo el seudónimo blopa, en las revistas Joker, Crucigrama y Siete Días.

A partir de 1979, fui colaborador de la mítica revista Humor. Tiempos de resistencia cultural, camaradería e invitaciones a todas partes. Inolvidable.

Clarín publicó mis dibujos semanalmente durante 31 años. Los primeros, en 1983, con un país esperanzado que recuperaba la democracia. Aún hoy, muy de vez en cuando, Flora y Lumbrí salen a dar una vuelta por la pampa infinita.

En 1984, me sumé como colaborador a la revista El Gráfico. Oportunidad para aprender que bromear con ciertos temas es lo más parecido a meter los dedos en el enchufe… y sumar un montón de anécdotas desbordantes de pasión futbolera.

En los 90, el por entonces relanzado diario La Prensa me dio la oportunidad de publicar con frecuencia diaria. Cero dibujos en stock, dibujar en el bar del diario cada mañana, la hoja en blanco junto al café y dos medialunas.

Volver a escribir

Un placer redescubierto en tiempo presente, con maestros como Guillermo Saccomanno y Vicente Batista. Historias de coincidencias y desencuentros como las reunidas en Venganzas sutiles, dos de cuyos cuentos fueron llevados a teatro. O los relatos de Un arcoíris que aspira al negro, libro distinguido con el Premio Adolfo Bioy Casares. También una novela en clave de ¿humor?, La conspiración de los porteros, en cada página la peor sospecha: los encargados de Recoleta están tramando algo grande.

No me olvido de tres antologías en las que fue un honor participar: Crímenes de arena y Crímenes políticos, editadas por el Centro Cultural de la Cooperación, y Las mil y una noches peronistas, de Editorial Granica.

Esta nueva etapa que encaramos con Marcelo Cesca en Relatos del Sur es una experiencia desafiante. Piezas sueltas del rompecabezas dan lugar a un mosaico más rico y apasionante. Historias con un único mandato: que se lean y escuchen con el mismo placer con que fueron escritas y diseñadas. Sería maravilloso.